Saltar links

Probióticos en perros

Los probióticos para perros son componentes dietéticos que ayudan a minimizar las molestias de la digestión ocasionadas por motivos de alimentación inadecuada, de una diarrea, de un tratamiento antibiótico o simplemente de un virus intestinal que dé dolor de tripa. Son un grupo de bacterias buenas que ayudan a la microflora a descomponer y digerir los alimentos.

Contribuyen a que la salud de tu perro se vea beneficiada ya que, al actuar a nivel intestinal, la absorción de componentes alimenticios es mayor.

Esto queda reflejado en un mejor funcionamiento de todos los sistemas orgánicos del animal. Mejoraremos el pelo, la piel, la inmunidad, el humor, etc. Todo son ventajas.

Ya que los probióticos son microorganismos vivos, estos no se pueden incorporar a las croquetas del pienso ya que el proceso de fabricación los mataría al someterlos a altas temperaturas en el extrusionado del alimento seco. 

Los probioticos para perros se deben de dar en forma de cápsulas, de jarabes o de otras presentaciones palatables para los animales, ya sea de forma separada y junto a su comida.

Al ser un complemento alimenticio se puede dar a cualquier edad del animal. Hay autores que recomiendan dar pautas a cachorros en momentos de destete, en el momento de la llegada a su nueva casa, durante el crecimiento, con los cambios de pienso, etc.

El buen uso de los probióticos hará que la salud del cachorro se vea beneficiada y que posibles patologías como alergias, deficiencias en absorción intestinal y de desarrollo de problemas inmunitarios no se manifiesten en el futuro o que sus posibles complicaciones sean mínimas.

Además, como ayuda al efecto siempre positivo de las vacunas, los probióticos crean una base de linfocitos fuertes y con mayor capacidad antiviral.

Beneficios de los probióticos en perros:

  • Control de los procesos gastroentéricos.
  • Promueven la estimulación del sistema inmune a nivel intestinal.
  • Protegen a las células intestinales de ataques de sustancias dañinas que puedan haber sido ingeridas gracias a la defensa en barrera.
  • Previenen desórdenes intestinales en animales sometidos a estrés.
  • Restablecen la microbiota normal intestinal, después de un tratamiento antibiótico.
  • Regulan el tránsito intestinal favoreciendo la digestión y evitan diarreas y estreñimiento.
  • Estimulan la producción de citoquinas antiinflamatorias.

¿Qué probiótico le puedo dar a mi perro?

Son varias las cepas de microorganismos beneficiosos para tu perro que le puedes dar. La mayoría de los productos existentes en el mercado ya los incorporan en su formulación por lo que no necesitas buscarlos por separado puesto que son distintas cepas bacterianas no muy fáciles de encontrar a la venta.

Estos son las cepas probióticas:

Enterococcus faecium.

– Lactobacillus acidophilus.

– Lactobacillus casei.

– Lactobacillus plantarum.

– Bifidobacterium bifidum.

– Bifidobacterium animalis.

También les podemos administrar probióticos más de andar por casa como pueden ser:

  • YOGUR NATURAL, con presencia de bacterias Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus.
  • KÉFIR, que además de diferentes especies de bacterias del género Lactobacillus, y Streptoccocus thermophilus como el yogur, también incluye otras como Leuconostoc, Lactococci y levaduras (hongos) como Saccharomyces kefir o Candida kluyveromyces. Por lo que es más completo que el yogur.
  • CHUCRUT, a base de col fermentada y otras hortalizas. Menos conocido, pero con propiedades probióticas similares también rico en bacterias lácticas.

¿Cómo se administran?

Existen en el mercado distintas presentaciones. Se recomienda que para un efecto máximo de su poder se le administren al peludo durante un mes con la comida, luego que se descanse un par de semanas y que se vuelva a repetir el tratamiento 14 días. Esta pauta se utiliza en procesos intestinales o inmunitarios

Si lo que queremos es prevenir, entonces le daremos un ciclo de 14 días y luego podremos repetirlo a lo largo que la vida del animal cada vez que sea necesario con especial incidencia en caso de cambio de dieta, de cambio de estación, en procesos que mermen su salud levemente como puede ser un catarro, etc.

Pero, ante cualquier duda, podéis preguntar a nuestro centro veterinario de A Coruña y resolver vuestras dudas.

Deja un comentario

Abrir chat
Información sobre servicios online
Montegatto
¡Hola!
Contáctanos por WhatsApp para informarte sobre nuestras sesiones de adiestramiento y consultas online