Blog

Otitis en perros

La otitis en perros es uno de los principales y más comunes motivos de consulta que se presentan en el Centro Veterinario Montegatto. 

Cuando nuestro perro muestra signos de molestia en sus orejas como un rascado excesivo, un ladeamiento de la cabeza de una manera más habitual, o se la vemos más enrojecida, es probable que estemos ante un caso de otitis.

La otitis es la inflamación de las diferentes partes del oído que causa malestar y dolor a nuestro perro.

Profundizando un poco más, debemos de conocer que existen los siguientes 3 tipos de otitis:

  • Otitis canina externa: la cual es la más habitual. En esta otitis de perro, el pabellón auricular y el conducto auditivo externo se ven afectados.
  • Otitis canina media: afecta a las denominadas bullas timpánicas.
  • Otitis canina interna: afecta directamente al oído interno.

Y es obvio que cuanto más adentro aparezca la inflamación, nuestro perro estará más afectado y mas urgente se hará el acudir a un especialista para que lo trate.

Causas que provocan la otitis

Sus causas pueden provenir de distintos agentes etiológicos (biológicos). Son las siguientes:

  • Hongos.
  • Ácaros.
  • Bacterias.

Por un lado, tanto bacterias como hongos son causa de otitis cuando el perro acude a zonas donde hay mucha suciedad y estas termina penetrado en el pabellón auricular. Entre animales contagiados, se trasmiten los ácaros.

Además, los cuerpos extraños o traumatismos pueden desencadenar procesos inflamatorios en la zona del oído y desarrollar otitis en el perro.

Tipos de otitis

A la hora de diferenciar los tipos de otitis que afectan a los perros, nos encontramos con las 3 siguientes:

  1. Otitis en perros fúngica: este tipo de otitis suele estar asociada a malasezzias, que son un tipo de hongo que se encuentra de forma fisiológica en la piel y que en presencia de humedad y calor prolifera pudiendo producir grandes problemas. Tiene una secreción muy completa, la cual es de un color amarillento y ofrece un olor a tocino rancio.
  2. Otitis en perros por ácaros: en este caso, la secreción es de un tono muy oscuro, produciendo mucho pico y un rascado de orejas continuo. Tiene el problema de que nuestros perros pueden llegar a realizarse auto-traumatismo.
  3. Otitis en perros bacterianas: estas derivan de diferentes tipos de bacterias, que se establecen en el conducto auditivo. La secreción tiene un toco marrón o pardusco y un olor bastante desagradable.

Predisposición a tener otitis

Si existe una predisposición en los perros a tener otitis, y esta se produce cuando nuestros perros tienen las orejas caídas, o bien con mucho pelo o con los conductos auditivos estrechos. Cuando nuestros perros tienen estas características es más factible que estén predispuestos a desarrollar otitis.

Además, actividades habituales de nuestro perro, como revolcarse en la hierba o en ambientes húmedos como ríos o charcas, suelen aumentar las posibilidades de que aparezcan estos problemas.

También, alergias o atopias pueden desencadenar en una otitis en perros.

Síntomas de la otitis en perros

Los síntomas pueden aparecer tanto en zona externa, media o interna del aparato del oído. Como ya hemos dicho, cuanto más profunda sea la otitis, peor, pues se acercará al tímpano y podrían producir daños graves.

Los siguientes síntomas de otitis en perros son los más comunes:

  1. Secreciones en el conducto auditivo con distinto color y olor.
  2. Cuando tu perro sacude o ladea mucho la cabeza.
  3. Cuando se rasca de forma excesiva la oreja.
  4. Cuando observas que tu perro se resiente cuando come, ladra o toca la zona afectada.

En estos casos, tu perro puede padecer otitis, y tendrás que acudir al veterinario cuanto antes, para que le realizan un diagnostico y te de un tratamiento.

¿Cómo puedo saber si mi perro tiene otitis?

Con todo lo que te hemos expuesto ya puedes tener una idea si tu perro está sufriendo una otitis o no, pero para asegurar tus sospechas, debes de consultar con tu veterinario, que es el único que podrá confirmarte tus sospechas.

Y en función de la causa de la otitis sufrida (fúngica, por ácaros o bacteriana) se le dará un tratamiento distinto. Además es que en muchos casos no hay una sola causa de la inflamación, y podría ser que nuestro perro tuviera una otitis provocada por una mezcla de ácaros bacterias, hongos y cuerpos extraños.

Tratamiento para la otitis canina

La respuesta es muy estereotipo gallego: depende.

Se podrá aplicar un tratamiento tópico solo de forma local en el oído, o bien un tratamiento sistémico, basado en medicación oral. Nuestro veterinario nos dará las pautas y medicamentos más apropiados para cada caso.

¿Cómo evitar una otitis en perros?

Simple: Limpieza.

Un oído limpio estará libre de secreciones y estará desinfectado.

Mediante una limpieza frecuente del oído del perro arrastraremos bacterias, hongos, ácaros, suciedad y otros cuerpos extraños que van a predisponer a que aparezca la otitis.

En caso de que nuestro perro tenga pelos en el interior de las orejitas siempre es mejor el hacer que un profesional nos ayude a recortarlos que arrancarlos puesto que si los quitamos podemos causar pequeños traumatismos en la mucosa y que nos produzcan enfermedades inflamatorias graves.

Existen un montón de productos adecuado para la limpieza auricular de nuestros perros que previenen otitis indeseadas. Por eso anímate e investiga dichos productos o consulta a tu veterinario para quedarte más tranquilo.

Compartir:

GUARDERÍA CANINA EN A CORUÑA

981 79 22 39
609 58 34 38