Blog

Perros de terapia

Seguro que has escuchado en más de una ocasión que compartir tu vida con un perro, la mejora y te hace más feliz. De hecho, si lees estas líneas con tu fiel compañero a tu lado, probablemente puedas afirmarlo sin ninguna duda.

Es incuestionable los numerosos beneficios que implica compartir tu vida con un peludo y desde distintas ramas de la medicina, han venido sacando partido de esta maravillosa asociación empleando a perros como complemento terapéutico para tratar distintas dolencias.

En este post te explicamos que son los perros de terapia, en qué tratamientos pueden resultar de ayuda y que razas se suelen emplear en las terapias con perros.

¿Qué es un perro de terapia?

Los perros de terapia son animales que han sido entrenados para ayudar a mejorar la salud de las personas.

Se incorporan a un equipo multidisciplinar compuesto por profesionales del área de la salud y la educación en las llamadas TAA (Terapia Asistida con Animales)

¿En qué tratamientos se emplea un perro de terapia?

Tradicionalmente, los perros de terapia solían emplearse para el tratamiento de enfermedades mentales, con personas en riesgo de exclusión social o en casos que presenten altos niveles de estrés o ansiedad.

En la actualidad, el abanico que abarcan las terapias asistidas con animales se ha ampliado y se emplean perros de terapia en casi todos los campos terapéuticos.

Destaca su aplicación en tres áreas específicas:

  • Mejora de la actividad física

Sirven para ayudar en procesos de recuperación de movilidad funcional ayudando a que el paciente se mueva o complete determinados ejercicios.

  • Mejorar de la actividad cognitiva

Para favorecer procesos de memorización y recuerdos.

  • Procesos emocionales / relacionales

Se usa como complemento en terapia psicológica. El perro actúa como un vehículo que ayuda al paciente a abrirse, expresar sus sentimientos, recordar eventos importantes o poder hablar y afrontar situaciones delicadas o traumáticas que tengan relevancia en consulta.

En el aspecto relacional, las TAA ayudan a trabajar la motivación en procesos como depresión o fobias. La mascota ayuda a recuperar la seguridad del paciente para afrontar tareas como salir a la calle o pasear sintiéndose cómodo y seguro.

¿Cuáles son las mejores razas para perros de terapia?

El tipo de raza vendrá determinada por aquellos rasgos de comportamiento que se consideran óptimos para un perro de terapia entre lo que destacan los siguientes:

  • Debe tener un carácter positivo, alegre y predecible.
  • Debe ser sociable y cariñoso en todo tipo de entornos
  • Carácter activo, pero nunca nervioso ni ansioso.
  • Demostrada estabilidad emocional y temperamento seguro y equilibrado
  • Su condición física y nivel de salud deben ser óptimos

Teniendo en cuenta lo anterior se entiende que estos aspectos priman sobre la raza del perro en cuestión. Aún así, existen varias razas en las que estos rasgos de carácter se dan con mayor frecuencia y son las siguientes:

  • Labrador Retriever
  • Golden Retriever
  • Pastor Alemán
  • King Charles Spanien
  • Caniche

Clasificación de tipos de perros de terapia

Cuando hablamos de perros de terapia, es habitual confundirlos con los perros de asistencia. La diferencia principal es que los perros de asistencia son capaces de asistir a una persona, mientras que los perros de terapia, solo se usan como parte de una terapia asistida con animales (TAA)

Aclarado este punto, cabe diferenciar que los perros de terapia podrían dividirse en dos categorías.

-Perros terapéuticos activos, que animan al paciente a hacer o completar una acción de carácter dinámico (por ejemplo, jugar con él),

Perros de terapia pasivos, que observan, esperan y reaccionan de manera empática a las sensibilidades de los pacientes.

En Montegatto disponemos de una escuela de adiestramiento para perros, ya habituada a trabajar y a formar a perros de terapia.

Compartir:

GUARDERÍA CANINA EN A CORUÑA

981 79 22 39
609 58 34 38