Saltar links

Gatos y embarazadas, todo lo que necesitas saber

¿Es posible la convivencia de una mujer embarazada con gatos?

Existe una psicosis aderezada con leyendas urbanas sobre este tema que pone los pelos de punta si no conoces realmente el trasfondo de la cuestión.

En nuestro artículo de hoy vamos a abordar este tema y explicarlo en profundidad pero lo primero que nos gustaría destacar es que os aconsejamos consultar siempre a vuestro veterinario.

Los médicos desconfían de un gato al lado de una mujer embarazada por el riesgo que transmisión de la toxoplasmosis. Es una enfermedad parasitaria producida por Toxoplasma gondii y que afecta a aves y mamíferos.

Realmente las consecuencias de la contaminación no son patológicas salvo en dos circunstancias:

  • En individuos inmunodeprimidos
  • En embarazo

¿Cómo se contagia mi gato con toxoplasma?

 

Si tu gato no caza y come siempre alimentos comerciales (pienso, latas…) no existe ningún riesgo de toxoplasmosis pues la contaminación en felinos es por la ingesta de carne cruda

La toxoplasmosis en gatos se contagia por vía oral. El gato ingiere quistes que se encuentran en tejidos o heces de otros animales

Una cuestión que preocupa mucho a los propietarios de gatos es el riesgo de contagiarse de toxoplasmosis por su propio gato. Esta preocupación aumenta sobremanera en el caso de que en el hogar habiten mujeres gestantes o personas inmunodeprimidas.

Sin embargo, el riesgo de infección es muy bajo debido a:

  • La baja probabilidad de que el gato ingiera tejidos infectados con quistes
  • En caso de que se produzca la ingestión el animal tienen que esporular los ooquistes y este proceso dura sólo entre 1 y 5 días

Por tanto, si el gato es seropositivo y no existen ooquistes en las heces, no existe riesgo de contagio.

Prevención y consejos para la convivencia entre embarazadas y gatos

 

Si estás embarazada pide a tu ginecólogo que te haga serología de toxoplasmosis. Si es positiva, indica que has estado en contacto con el parásito y no tienes nada que temer puesto que tus anticuerpos protegen a tu feto de la enfermedad.

Si por el contrario resultas negativa en la analítica, te aconsejamos seguir unas sencillas precauciones: 

  • Cuece bien los alimentos
  • Lava las frutas y verduras; si pueden pélalas para mayor seguridad
  • Evita hacer labores de jardinería 
  • Pide a otra persona que limpie la bandeja de arena de tu gato
  • Lávate las manos después de acariciar a tu felino.

Existen también pruebas serológicas para detectar la presencia del parásito en los felinos que conviven con nosotros. En caso de duda y para mayor tranquilidad pide a tu veterinario que realice las analíticas a tu gato.

MUY IMPORTANTE: no abandones a tu gato, ni te deshagas de él si quedas en estado. Primero pregunta a tu veterinario y verás cómo es posible una convivencia armónica entre tu futuro bebé y tu peludo amigo.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies